pixelfacebook

SEO estratebox marketing

Hola marketeros, hoy en EstrateBox voy a hablar sobre SEO, sí, el famoso SEO del que tanto oímos hablar día tras día y del que algún amigo nos ha dicho más de una vez que necesitamos para nuestro negocio. Voy a comentaros algunos aspectos básicos sobre esta ciencia y cómo empezar a utilizarla para sacarle provecho cuando eres un autónomo o una PYME.

Como ya sabéis, en EstrateBox llevamos tiempo empleando diversas técnicas SEO para mejorar los resultados de autónomos y PYMES en Alicante. Pero, antes de nada, ¿qué es el SEO?

SEO es una abreviación de Search Engine Optimization, y en pocas palabras viene a englobar el conjunto de técnicas utilizaras para mejorar el posicionamiento de una página web en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda como Google. Pero espera un momento, ¿resultados orgánicos? Efectivamente, como podrás imaginas, hay varios tipos de resultados con los que nos podemos encontrar cuando realizamos una búsqueda en Google. Podemos encontrar por ejemplo imágenes, sugerencias de compra, vídeos, entre otros. Pero vamos a centrarnos en los resultados orgánicos, es decir, en aquellos resultados que Google nos devuelve a continuación de los resultados de pago (estos provienen del SEM, que explicaremos en otro artículo).

Cuando un usuario busca una serie de términos en Google, este devuelve una serie de enlaces a páginas web. Algunos de ellos vendrán etiquetados con la palabra “Anuncio”, indicándonos que se trata de marcas que han pagado para aparecer en primer lugar cuando alguien busque precisamente los términos que estamos utilizando. En cambio, hay otros resultados que no contienen la etiqueta “Anuncio” y que también aparecen en dichas páginas de resultados. Estos resultados, los “gratuitos” son los que llamaremos orgánicos.

Aparecer entre los resultados orgánicos de Google no nos garantiza la obtención de tráfico en nuestra página web, ni tampoco que vayamos a vender más, pero nos da la oportunidad de mostrar nuestra actividad al mercado e incrementa nuestras probabilidades de impulsar nuestras ventas. Como estarás imaginando, aquellos resultados que se encuentran en las primeras posiciones son los que se llevan la mayoría de clics, y por eso es tan importante llevar a cabo estrategias SEO para nuestro negocio online.

El SEO nos permitirá rankear (escalar posiciones entre la inmensidad de resultados de búsqueda) y aparecer en los primeros lugares, logrando así aparecer cuando un usuario busca uno de nuestros productos o servicios.

El SEO agrupa muchas tácticas diferentes, entre las que podemos clasificar aquellas que son onpage y las que se realizan offpage. Las primeras incluyen algunas pautas a realizar internamente en nuestra página web para mejorar nuestro posicionamiento y <<relevancia>>, y las offpage implican una serie de medidas que afectan a nuestra página web pero no tienen por qué implicar un cambio directamente sobre el contenido de nuestro sitio web.

Antes de nada, debemos diseñar una estrategia SEO que nos proporcione un mapa con el camino a seguir para alcanzar los objetivos deseados. Este mapa, además de incluir una serie de objetivos, nos definirá todas las acciones que debemos desarrollar durante todo el proceso. Este proceso puede durar varios meses, por lo que será necesario tener algo de paciencia y trabajar bien cada acción.

estrategia marketing digital estratebox agencia

Para empezar a diseñar una estrategia SEO es necesario contar con un plan estratégico de marketing digital, y conocer bien a nuestros principales competidores. Debemos investigar aquellas palabras que utiliza nuestro potencial cliente para encontrar nuestros productos y en qué situación y contexto las utiliza. Una vez averigüemos aquellas palabras clave (keywords) analizaremos la idoneidad de cada una, teniendo en cuenta la cantidad de búsquedas de todas ellas, el nivel de competencia y el coste que supondría pujar por cada una de ellas para aparecer entre los resultados de pago en la página de resultados. Toda esta información nos dará un índice con aquellas palabras clave de mayor interés para nuestra estrategia. Una vez seleccionemos las mejores keywords, las incorporaremos en nuestro dominio con diferentes acciones. Esto le indicará a Google que nuestra marca está relacionada con esta serie de keywords, y todo el tráfico de usuarios que llegue a nuestra página web buscando estos términos nos proporcionará una mayor relevancia. La relevancia es una de las variables que el algoritmo de Google utiliza para establecer el ranking de resultados que muestra ante las consultas realizadas por los usuarios. Esta relevancia es clave para que Google nos considere a la hora de sugerir al usuario nuestro sitio cuando busca un producto o servicio.

Para lograr una mayor relevancia no solo basta con incluir estas keywords en las páginas web de nuestro dominio. Además deberemos incorporarlas en diferentes apartados, como por ejemplo el nombre del dominio, los títulos y diferentes metaetiquetas del contenido web que utilicemos, e incluso en las imágenes utilizadas para nuestro sitio web (las conocidas “etiquetas ALT”).

Al incorporar esta serie de palabras en el contenido de nuestra web las arañas de Google leerán nuestro contenido y detectarán dichos términos, así como su densidad (la cantidad de veces que se encuentran estas palabras con respecto a todo el contenido), así como el contexto en el que se utilizan. Tras dicho análisis, el algoritmo de Google asigna una “puntuación” a nuestro dominio y sus diferentes páginas, y esta se compara con la otorgada a todas las páginas que tratan de posicionarse para esos mismos términos. Una vez elaborada dicha comparación, Google indexa nuestras páginas y las muestra al usuario que busca estos términos en su motor de búsqueda.

Para aprovechar bien todas las oportunidades que el SEO nos ofrece, debemos tener en cuenta hasta el detalle más mínimo de nuestra web. Un claro ejemplo es la utilización de imágenes. Cuando Google “lee” nuestra web, no puede interpretar las imágenes que encuentra y, por lo tanto, estas no ayudan a posicionar nuestra página. No obstante, hay una forma de que Google considere estas imágenes, a través del campo ALT de la imagen. Si incorporamos las keywords previamente seleccionadas en este apartado, y teniendo en cuenta el contenido global en el que se ubican dichas imágenes, podemos utilizarlas para mejorar nuestro posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Hemos hablado de la utilización de palabras clave al crear contenidos para nuestra web (artículos para el blog, fichas de producto, textos en la página de información sobre la empresa, contenidos de la página de contacto, etcétera), pero todavía no hemos comentado nada sobre el SEO offpage. Un ejemplo de acciones SEO que pueden ayudar a mejorar nuestro posicionamiento orgánico es la utilización de links, estamos hablando del linkbuilding y el linkbating.

Ambas estrategias utilizan los backlinks, es decir, aquellos enlaces que se encuentran en páginas web de terceros y que redirigen hacia nuestro dominio web.

El primero de ellos, el LinkBuilding, hace referencia a las estrategias SEO que aprovechan los links utilizados en contenidos localizados en páginas web de terceros y que apuntan hacia nuestra web. Estos contenidos pueden haber sido creados por nosotros y publicados en otras páginas web a cambio de una compensación económica. También podemos generar contenidos de interés para otras páginas (esta práctica es conocida como Guest Blogging) y publicarlos en ellas incluyendo un enlace hacia nuestra web. Generalmente la gran mayoría de sitios web solicitarán un pago a cambio de poder utilizar su web para obtener tráfico hacia nuestra página, pero podemos investigar y encontrar un gran número de páginas y blogs que nos permitirá generar este tipo de contenido de forma gratuita.

Por otra parte encontramos el LinkBaiting. Esta técnica, a diferencia de la anterior, consiste en generar contenidos de gran valor para nuestra propia página web, generando un interés tan alto en el usuario que otras páginas decidan enlazar sus contenidos relacionados con el que nosotros hemos creado.

En ambos casos tiene lugar una transferencia de autoridad. Esta transferencia se da cuando una página con una determinada relevancia dentro de su sector enlaza a otra. Cuanto mayor sea la autoridad de la página que nos enlaza, mayor será la transmisión de autoridad hacia nuestro dominio. De igual manera, si diversas páginas que no tienen ninguna relación con la nuestra enlazan sus contenidos con nosotros, Google puede sospechar que se estén llevando a cabo malas prácticas y penalizarnos, bajando por ejemplo nuestro posicionamiento.

Hemos hablado sobre utilizar las palabras clave en nuestra página para mejorar en el ranking de resultados, pero Google no solo tiene en cuenta esta autoridad para otorgarnos una mejor posición en su índice. También debemos cuidar la usabilidad de nuestra página web, ya que, cuando mayor sea esta mejorar será la experiencia que tengan los usuarios y mayor será la relevancia de nuestro sitio para nuestro cliente potencial. Una buena usabilidad será clave para diferenciarnos de nuestra competencia y mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. Para mejorar la usabilidad de nuestro sitio web debemos prestar atención a diversos aspectos. Uno de ellos es la velocidad de carga. Nuestra página web debe cargar lo más rápido posible para evitar una tasa de rebote alta en usuarios de calidad que visiten nuestra web.

Del mismo modo que el marketing está en continuo cambio, también nuestras estrategias deben ir acordes a las últimas tendencias para obtener los mejores resultados. Por eso es importante tener en cuenta los últimos cambios que estamos viendo en la manera en que Google indexa los sitios web y qué parámetros tiene en cuenta con la utilización de las últimas tecnologías como los asistentes virtuales en los smartphones.

1º) La velocidad de carga

SEO marketing digital estratebox agencia

Este aspecto, mencionado anteriormente, continúa siendo una característica fundamental a tener en cuenta. Debemos lograr que nuestra web cargue lo más rápido posible, por una parte para evitar que el usuario (un usuario cada vez más impaciente y ágil navegando) se marche de nuestra web antes de poder consumir contenido. Y por otra parte, para que Google indexe correctamente nuestras páginas web y no nos penalice ante una carga lenta del contenido.

2º) Menciones y más menciones

linkless mentions seo estratebox

Hasta hace poco la utilización de los enlaces era fundamental para lograr atraer tráfico cualificado y autoridad hacia nuestra web. En los últimos meses hemos podido descubrir cómo Google empieza a darle mayor importancia a las menciones que se hacen sobre nuestra marca, independientemente de que estas vayan acompañadas de un link (lo que se conoce como “linkless mentions”). Esto nos indica que el algoritmo de Google es cada día más inteligente, y sus arañas interpretan el contenido, detectando aquellos “links implícitos” al nombrar una marca incluso sin existir un enlace directo a la web de dicha empresa. Por tanto, ya no basta con llevar a cabo una estrategia de linkbuilding y linkbaiting que nos reporte autoridad (¡ojo, no quiere decir que debamos omitir estas prácticas!), sino que disponemos de nuevas formas de llamar la atención de los usuarios y de otras marcas para que nos consideren como referentes de nuestro sector.

3º) El móvil, siempre primero

mobile first seo estratebox marketing

Durante los últimos años Google ha dejado clara su postura respecto a la utilización de diseños adaptados al móvil. Aquellas páginas web con una versión de escritorio que no se adaptase a dispositivos móviles ha ido perdiendo posicionamiento debido al creciente uso que el usuario hace de los smartphones y otras tecnologías similares. Este hecho se ha asentado hasta el punto de que, si no cuentas con una “web responsive” puedes perjudicar seriamente tu imagen de marca y dejar de ser relevante para los motores de búsqueda. La premisa “mobile-first” es más importante que nunca, siendo recomendable plantear una estrategia en la que prime la usabilidad y el consumo de contenidos a través de dispositivos móviles sobre cualquier otra característica del diseño web.

4º) ¡Hola Google!

Los asistentes virtuales han llegado para quedarse, y cada vez es mayor el número de usuarios que utilizan esta tecnología para buscar productos y servicios en Internet. Asistentes como Siri o Alexa han cambiado la manera en que el usuario realiza búsquedas en la web y ahora es más importante que nunca adaptar nuestra estrategia a esta tendencia. Debemos tener en cuenta que nuestro cliente ideal no utiliza las mismas palabras cuando escribe en el buscador de Google que cuando se lo pregunta a un asisten virtual. Por eso es importante que adaptemos nuestro contenido y tengamos en cuenta que el 70% de estas búsquedas que realiza el usuario son con un lenguaje natural, debiendo responder nuestro contenido de forma clara a estas preguntas. El contexto también gana relevancia en este punto. Hasta ahora debíamos cuidar la redacción de nuestros contenidos para indicarle a Google de forma clara el tipo de palabras clave para las que queríamos posicionarnos. Ahora deberemos también entender la manera en que nuestro público objetivo busca nuestros productos y servicios, adaptando nuestra estrategia de contenidos a esta nueva manera de interactuar con los buscadores.

El SEO es una herramienta de marketing digital a la cual le han puesto bastantes fechas de caducidad, pero cada día vemos cómo se abre paso y demuestra que continúa siendo una de las acciones más eficaces a la hora de llegar a nuestro cliente ideal y mostrarle nuestra oferta. Junto a muchas otras acciones de marketing, el SEO es una de tácticas fundamentales si queremos posicionar nuestra marca en el mercado y lograr una ventaja competitiva.

¿Y tú, utilizas alguna técnica SEO para mejorar tu posicionamiento en buscadores? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!